La inflación se modera gracias, sobre todo, a la energía

Por primera vez en cinco meses la inflación se recortó en noviembre y lo hizo con cierta intensidad, seis décimas hasta el 2,9%, gracias al buen comportamiento de todos sus componentes, salvo la alimentación. Destacan especialmente la moderación de los precios de los servicios y, sobre todo, la energía.

La tasa subyacente rompe la senda alcista iniciada en mayo y se redujo dos décimas hasta el 2,3%

El dato de inflación de noviembre ha mejorado sensiblemente nuestras previsiones, debido al notable descenso de los precios de los carburantes, lo que contrasta con la estabilización que registró la cotización del petróleo. El año cerrará en niveles similares, en el entorno del 3%, de modo que la media anual sería del 2,4%.