NOMBRAMIENTO DE AUDITORES, SU INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO MERCANTIL Y OTRAS MATERIAS RELACIONADAS.

Esta instrucción dispone a su vez, de 7 instrucciones, y los comentarios se realizan a cada una de ellas, y tienen efectos destacables en la actuación del auditor de cuentas.

A continuación relacionamos los aspectos más significativos que ayudan a analizar la misma.

1ª- Consulta por el registrador mercantil del listado de auditores ejercientes del ROAC:

Los registradores mercantiles deberán comprobar con carácter previo a cualquier designación, la idoneidad del auditor que va a ser designado y que se encuentra en situación de ejerciente. De igual modo procederán cuando deba actuar un auditor suplente.

2ª- Fijación de honorarios de los auditores designados por el registrador mercantil antes de aceptar el encargo (ante la ausencia de normativa de la que pueda deducirse un criterio de actuación por parte del registrador mercantil):

Los registradores mercantiles deberán fijarlos, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

? Con carácter puramente informativo, el precio hora será el del último BOICAC donde se publique la facturación media por hora del sector para sociedades de auditoría y auditores individuales; el último es el que aparece en el BOICAC nº 100, y es de 66,61€/hora.

? Además, deberá tener en cuenta el número de horas estimado para realizar el trabajo, así como su complejidad; esto quiere decir que deberá conocer la opinión del auditor potencialmente designado sobre la duración del trabajo medida en horas y la complejidad del mismo, todo ello antes de fijar los honorarios. Además, se deben destacar los siguientes aspectos:

? El auditor es libre para aceptar o no el nombramiento en base a los honorarios fijados por el registrador mercantil; las normas hablan de “aceptar el cargo”, de “se deberán acordar los honorarios correspondientes”, …, y en todo caso, el registrador mercantil, deberá someterse en este aspecto a las reglas y principios que establezcan las Normas Técnicas de Auditoría (así se denominan en la presente Instrucción), y en su caso, a las que se dicten por el Ministerio de Justicia (en la actualidad no hay ninguna norma al respecto).

El auditor puede exigir la percepción de un anticipo de honorarios o una provisión de fondos antes de iniciar el ejercicio de sus funciones.

Es interesante subrayar, que de acuerdo con el recientemente modificado artículo 40 del Código de Comercio, el solicitante de la auditoría deberá adelantar los fondos para el pago de dicha auditoría, este adelanto de los fondos podrá ser sustituido por aval bancario, pero es de suponer que si se exige por parte del auditor, el anticipo o provisión deberá ser adelantado en efectivo so pena de no realizarse el trabajo.

El registrador deberá exigir al solicitante que adelante los fondos necesarios para el pago de la retribución del auditor.

En resumen:

? Los honorarios se deben fijar antes de la designación y aceptación del encargo.

? Para fijar los honorarios, el registrador mercantil deberá tener en cuenta:

? Coste por hora fijado por el último promedio publicado por el BOICAC (con carácter informativo).

? Número de horas estimadas para realizar el trabajo.

? Complejidad del trabajo.

? Las normas técnicas de auditoría, y en su caso las que dicte el Ministerio de Justicia.

? El solicitante debe adelantar el importe de la auditoría (artículo 40 del Código de Comercio).

? El auditor puede exigir anticipo o provisión de fondos, condicionando la realización del trabajo a la percepción de los mismos.

3ª- Ampliación del plazo para que los auditores puedan deliberar sobre su aceptación:

Actualmente, el plazo para aceptar es de 5 días conforme al Reglamento del Registro Mercantil en la aplicación supletoria del artículo 344.2 por la del artículo 364. La presente Instrucción permite a los registradores mercantiles, de oficio o por solicitud, la ampliación de dicho plazo. Las razones que se mencionan para justificar la solicitud son: estudio de los costes previsibles de su trabajo, disponibilidad para realizar el trabajo en el tiempo preestablecido, examinar la independencia y evaluar la existencia de causas de incompatibilidad.

Existe una nota negativa, que puede entenderse como una amenaza o coerción contra los auditores que no acepten el encargo sin fundamentar razones para ello, o que el registrador las considere insuficientes, o sencillamente que directamente se nieguen a aceptar, o no contesten a la designación; la Instrucción indica “el registrador notificará esta circunstancia al ICAC a los efectos que procedan.” Realmente, no existe ningún efecto contra los auditores por alguna de estas razones, pues no tienen obligación alguna de realizar esos trabajos.

4ª-Entidades de Interés Público: Es interesante informativamente conocer que la DGRN utilizará una herramienta informática para controlar si una entidad auditada es EIP, y cumple con la Ley de Auditoría y con el Reglamento UE, esta información se girará o tendrá acceso a través del ICAC.

En la hoja registral correspondiente, aparecerá el nombre del auditor que firme el informe.

5ª-Colaboración con el ICAC: En los meses de febrero y agosto, los registradores mercantiles, deberán informar al Centro Directivo de la DGRN, de todas las sociedades auditadas, de los nombres de sus auditores, y de los períodos de nombramiento de estos. Esta información se entiende que será cruzada con el ICAC.

6ª- Constancia fehaciente de la notificación de los defectos que impiden la inscripción:

A requerimiento del ICAC, se denunciará por los registradores mercantiles los depósitos de cuentas que se efectúen fuera de plazo, con los defectos que contengan las mismas si se han rechazado por dichas razones. Esta información se utilizará para abrir expedientes sancionadores.

7ª- Entrada en vigor:

? Para las Instrucciones 2ª, 3ªy 6ª, el 16 de febrero de 2016.

? Para las Instrucciones 1ª, 4ª y 5ª, el 17 de junio de 2016, que es cuando entra en vigor la nueva Ley de Auditoría de Cuentas.