Se modera la caída de la producción industrial en enero de 2013

Tras el pésimo cierre de 2012 (-7% interanual en noviembre-diciembre), la producción industrial ha comenzado el año moderando su deterioro (-5% en enero). No obstante, se trata todavía de un ritmo de caída muy notable, teniendo en cuenta, además, que la industria inicia ya el sexto año de ajuste. En este sentido, el descenso acumulado desde máximos es del 27,6%, de modo que la producción se sitúa en niveles de mediados de los años 90.

La moderación del ajuste en enero afectó a todos los componentes, salvo el energético y el de bienes de consumo duradero. En este último caso, se pone de manifiesto que las condiciones existentes están muy lejos de ser las adecuadas para la reactivación del gasto en compras importantes de las familias (destrucción de empleo, moderación salarial, deterioro de su ahorro, etc.). Dado que prevemos que hasta bien entrado 2014 no se creará empleo de forma sostenible, sólo entonces será cuando el consumo comience a mostrar un ligero dinamismo.

En el caso de la inversión productiva, aunque la tasa de caída de la producción de bienes de equipo es la menor desde finales de 2011, las perspectivas tampoco son positivas: a la debilidad de la demanda, tanto interna como externa, se añaden, por un lado, el deterioro de las expectativas y la escasa utilización de la capacidad productiva en la industria y, por otro, las persistentes dificultades de acceso al crédito.